Un adecuado enfoque del sentido de la urgencia.

Con los resultados de años pasados respecto al #estrés laboral a nivel internacional,

es normal creer que no es posible sostener por un tiempo prolongado un adecuado

sentido de urgencia (generar más y mejor en el menor tiempo posible: alta

velocidad y calidad) sin tener consecuencias físicas y mentales negativas.


Sin embargo, el estrés sano y bien canalizado nos ayuda a enfocarnos y ser más

#productivos, incluso para muchos este llega a ser su mejor perfil #profesional, y la

recompensa final es un sentimiento de eficacia altamente motivante.


Para poder lograrlo resulta importante marcar la diferencia entre el falso y el

verdadero sentido de urgencia. Si bien es cierto que el sentido de urgencia

requiere de #iniciativa, rapidez y mantenerse en estado de alerta, este no debe de

producir niveles peligrosos de estrés, solo lo necesario para accionar ante las

demandas del ambiente, buscando diversas #alternativas para concluir las tareas no

importantes pero necesarias y enfocándose específicamente en lo urgente e

importante. 


El verdadero sentido de urgencia no está relacionado con actividades agotadoras que generalmente arrojan solo   resultados temporales y mucho menos con descargas de  adrenalina necesarias para “sobrevivir” al estrés. Por el contrario, el refleja un trabajo con energía y responsabilidad, donde se logren los resultados a través de #soluciones bien pensadas y permanentes.



John P. Kotter, investigador de Harvard sobre liderazgo y cambio #organizacional dice que la verdadera urgencia se centra en asutos críticos y una determinación a ganar, no en agendas atestadas de lo importante y trivial y ansiedad de perder. Además de ser el paso 1 para generar cambio dentro de una organización.

Aparentemente la clave para lograr actuar con un sentido de urgencia adecaudo esta en no permitirnos ser autocomplacientes es decir, justificar y compadecernos ante lo que tenemos que hacer, y el enfocar la energía necesaria en productividad y no sólo en actividades.


¡Toma acción con sentido!

0 visualizaciones0 comentarios